miércoles, 24 de abril de 2013

SITIOS DE INTERÉS

MAPA DE VISITAS

USUARIOS EN LÍNEA


El “patio trasero” en rebelión, Maduro le ganó al golpismo

El “patio trasero” en rebelión, Maduro le ganó al golpismo

24 abril 2013 Haga un comentario
nicolas maduro junto a hugo chavez
Las recientes declarciones del Secretario de Estado norteamericano John Kerry considerando a Latinoamérica como el “patio trasero” de Estados Unidos y su propuesta ante la Cámara de Representantes, para avanzar en un “acercamiento vigoroso”, aludiendo a la Doctrina Monroe de los años 1823, debiera sacudir la modorra intelectual y política del continente.
Cada vez que algunos nos referíamos al proyecto recolonizador que aparece delineado en numerosos documentos de política exterior estadounidense, se nos adjudicaba una enorme capacidad de imaginación, acusándonos con desdeño como “conspiradores”. Hablar de “patio trasero” o “Doctrina Monroe” era mencionar fantasmas inexistentes, ¿Qué dirán ahora de esta confesión a cielo abierto del señor Kerry, nada menos?.
Su propuesta sobre un “acercamiento vigoroso” recuerda aquel enunciado de “Habla suavemente pero lleva un gran garrote y llegarás lejos” (speak softly and carry a big stick, you will go far). Esta frase acuñada por Theodoro Roosevelt, quien gobernó Estados Unidos entre 1901 y 1909, introdujo la doctrina del Gran Garrote (Big Stick) para aplicar en su política exterior.
Destinada a defender los intereses de Estados Unidos y avanzar en la eterna política de expansión y control hacia América Latina, bajo el esquema de la Doctrina Monroe, la doctrina del Big Stick fue también clave durante la Guerra Fría, en la que nuestra región quedó atrapada, con intervenciones militares, injerencias que perduran hasta hoy y dictaduras que a lo largo del siglo XX configuraron un genocidio latinoamericano.
En marco de la Guerra Fría, se nos impuso la red de dictaduras de la Doctrina de Seguridad Nacional,cuyos efectos persisten hasta hoy en los proyectos hegemónicos de “lenguaje suave y gran garrote”. Lo estamos viendo en esta evidente reacción ante la unidad que han logrado los pueblos latinoamericanos en su integración emancipadora.
Washington interpreta esta unidad como “un peligro” para su seguridad y sus intereses,cuando es nada más y nada menos que un ejercicio de soberanía de los países de un continente rico, con sociedades empobrecidas que merecen un siglo XXI independiente y justo.
Esta unidad de América Latina ayudó a detener más de un golpe de Estado propiciado por Washington en la región en este siglo, el último -aún no desmontado del todo- en Venezuela, con el desarrollo del plan que se puso en marcha, sin ninguna espontaneidad, desde el momento en que se conoció el triunfo irreversible de Nicolás Maduro, sucesor del Presidente Hugo Chávez Frías en Venezuela. por escaso margen.
Los grupos de choque opositores que actuaron tenían direcciones precisas de los Centros de Diagnóstico que están en centenares de barrios en el país y que colaboran a convertir la salud pública en uno de los mayores legados del gobierno de Chávez, varios de los cuales incendiaron.
También fueron a casas de funcionarios, militantes, periodistas, oficinas importantes y sedes del Partido Socialista Unido de Venezuela(PSUV) de los mercados populares (Mercal) y otros y por supuesto televisoras y medios estatales, y amenazaron con extrema violencia
La movida golpista no fue improvisada como no lo fue el intento de atacar a los médicos cubanos que trabajan en Venezuela, en un extemporáneo ejercicio de “Guerra Fría”.
Mientras creaban una histeria golpista a través de los medios, nunca presentaron una impugnación como indica la ley cuando un sector político en una elección presidencial tiene dudas.
Henrique Capriles Radonski, quien en todo momento montó un violento escenario mediático anti fraude. es el mismo “democrático” participante del golpe de Estado contra Chávez en abril de 2002, tan activo que con una pistola en mano intentó asaltar entonces la embajada de Cuba en Caracas.
Pero luego se presenta como víctima, desconoce la violencia de sus seguidores, confiado en el amparo de Washington que trata de mantener activada la presión y amenaza sobre Venezuela.
En las primeras horas el golpismo provocó la muerte de ocho militantes chavistas en distintos lugares, ya sea fusilados, atropellados premeditadamente por un camión y hasta una persona quemada viva produciendo más de un centenar de heridos.
Los grandes titulares de los medios privados se cuidaron de definir a que sector pertenecían las víctimas y quienes eran los victimarios. Y no es casual que la ONG Provea se excuse de ·desconocer” los actos de violencia porque no “aparecen “en algunos diarios, que fueron también cómplices evidentes de estos hechos e incitadores en casos comprobados.
Ante las llamas de aquellos dos días de furia opositora estos medios actuaron como instigadores en una abierta guerra sicológica. El esquema desinformativo y manipulador es ejercido mediante la apropiación antidemocrática del control de más del 90 por ciento de los medios escritos, radiales y televisivos, por parte del poder hegemónico.
Hay que decir que el proyecto desestabilizador nunca dejó de actuar en Venezuela desde el golpe de estado de abril de 2002, derrotado por el pueblo y militares patriotas y los sucesivos intentos de golpes “suaves”, paros patronales, paro petrolero y sabotajes de fines de 2002 y principios de 2003 y otros entre ellos frustrados intentos de magnicidio y seguriía con las eternas denuncias sobre fraudes en cada una de las 16 elecciones que ganó Chávez entre 1998 y 2012. Pero el golpismo tomó renovado impulso desde que se conoció la enfermedad de Chávez en 2011, cuya muerte se produciría el 5 de marzo pasado, tratando de aprovechar el desconcierto con intentos divisionistas, ataques económicos, sabotajes eléctricos, cortes de agua, acciones terroristas, que dejaron víctimas, desabastecimiento, en un plan similar al usado contra el presidente Salvador Allende en Chile en 1973.
Más de 60 millones de dólares invirtió Washington en los últimos tiempos para la campaña, intentando derrotar a Maduro, tratando de infiltrarse en las Fuerzas Armadas, de propiciar guerras de “escorpiones” entre los partidarios del chavismo para dividirlos y reinar.
No se pudo y todavía queda mucho por investigar sobre el masivo ataque informático contra el Consejo Nacional Electoral, y otras oficinas gubernamentales, incluyendo el hackeo de varias cuentas como las del propio presidente Maduro. Hubo daños y alteraciones, que aún no se han podido evaluar, pero es necesario investigar a fondo por las implicancias que pudo haber en el propio proceso, dado el poder teconológico de EE.UU.
La rápida movilidad de los gobiernos de UNASUR para reconocer a Maduro, cuyo triunfo fue sustentado por los observadores internacionales, hicieron retroceder a la Organización de Estados Americanos (OEA)en su intento de desconocerlo bajo la presión de Estados Unidos.
Más allá de previsibles desgastes, de burocratismos denunciados por el propio Chávez, y de la brutal campaña opositora del golpismo y el miedo, Maduro no sólo venció a Capriles y con él al conjunto de todos los partidos políticos de Venezuela, (derechas y sectores de izquierda decadentes) sino a Estados Unidos la mayor potencia en la historia, en el preciso momento en que esta avanza en el control del mundo con aggiornadas doctrinas de expansión colonial y una renovada contrainsurgencia.

domingo, 21 de abril de 2013

Venezuela: CNE condena “operación de saturación mediática”

de Contrainjerencia
-
hace 11 horas
FLORA TRISTÁN – Nicolás Maduro, el presidente electo por el sufragio realizado el 14 de abril en Venezuela, ha anunciado ...

Venezuela: CNE condena “operación de saturación mediática” (0)

4/21/13 •
El Consejo Nacional Electoral venezolano (CNE) ha ratificado este sábado que los resultados de las elecciones presidenciales del pasado 14 de abril son “irreversibles” y ha desmentido que la auditoría técnica vaya a repercutir en ellos, según ha sostenido su vicepresidenta, Sandra Oblitas. “Aquí dimos unos resultados el 14 de abril que son irreversibles, como [...]

Más del día


Cuba: Jefe del Estado Mayor ruso saluda colaboración militar (0)

4/21/13 •
El jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia, general Valeri Guerasimov, aseguró este viernes en La Habana que la colaboración militar de su país con Cuba se mantiene “en muy buen nivel” y “continuará desarrollándose”. “La colaboración militar entre Cuba y Rusia se encuentra en muy buen nivel y continuará desarrollándose”, dijo [...]

ABC.es usa foto de Egipto como si fuera en Venezuela (0)

4/21/13 •
SIBC – Otra mentira contra Venezuela. Una corresponsal del diario ABC, Ludmila Vinogradoff, utilizó una foto de disturbios de Egipto y la atribuyó a una supuesta “represión contra las manifestaciones opositoras”, que en realidad constituyeron una ola de violencia contra los revolucionarios, desatada el lunes 15 de abril, después de celebrarse las elecciones presidenciales. Vinogradoff [...]

FLORA TRISTÁN / Las huellas de la CIA en las elecciones de Venezuela (0)

4/21/13 •
FLORA TRISTÁN – Nicolás Maduro, el presidente electo por el sufragio realizado el 14 de abril en Venezuela, ha anunciado que en su país “está en marcha un Golpe de Estado”. Por experiencia histórica, ya se sabe sin lugar a dudas, que detrás de cualquier Golpe en América Latina, está la Elite del Poder que [...]

La doctrina Monroe y las intervenciones de EEUU en América Latina (0)

4/21/13 •
CAMBIO.BO – Hace décadas que en nuestro continente se dejó de recordar términos políticos como “Doctrina Monroe” y “Patio trasero de EEUU” en referencia a América Latina, como se dejó de mencionar las reiteradas intervenciones militares directas de EEUU o las indirectas conspirando y derrocando a Gobiernos o imponiendo otros. No se trata de un [...]

Desde Miami, USA, instó a “insurrección militar” en Venezuela (7)

4/20/13 •
LA RADIO DEL SUR / SIBCI – Desde Estados Unidos, específicamente, desde Miami, un presentador cubano Fernando Hidalgo llamó a la insurrección militar en Venezuela. Vea cómo desde el imperio se atenta contra la cohesión y la lealtad de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

Cristina y Mujica, reconciliados, en el Tango 01 (0)

4/20/13 •
Al igual que cuando murió Hugo Chávez, y en un gesto de reconciliación, la presidenta Cristina Kirchner volvió a subir ayer al Tango 01 a su par uruguayo, José Mujica, que dos semanas atrás, sin darse cuenta de que un micrófono seguía encendido, dijo que ”la vieja es peor que el tuerto” , en alusión al matrimonio Kirchner. [...]

viernes, 19 de abril de 2013

El nuevo Presidente de Venezuela


Por TeleSur Nicolás Maduro se dirije a la Nación tras ser Juramentado


OCHO ASESINATOS DE VENEZOLANOS NO SON “SIMPLES ENFRENTAMIENTOS POSTLECTORALES”

OCHO ASESINATOS DE VENEZOLANOS NO SON “SIMPLES ENFRENTAMIENTOS POSTLECTORALES”

victimas del fascismo venezolano
Tras las recientes elecciones de Venezuela, 8 personas partidarias del candidato chavista Nicolás Maduro fueron asesinadas –6 por armas de fuego, dos arrolladas por un camión- a manos de partidarios del opositor Henrique Capriles, quien no reconoce su derrota electoral.
Estos 8 asesinatos de militantes de izquierda –es decir, todos pertenecientes a una de las partes- han sido, sin embargo, presentados por los medios internacionales como producto del “enfrentamiento” entre bolivarianos y opositores. Esto decía Telecinco (canal privado español): “Los enfrentamientos entre seguidores del oficialismo y la oposición, tras los resultados electorales, han provocado 61 heridos y hay más de un centenar de detenidos”.
Algunos medios, incluso, llegaban a presentar a Capriles como un supuesto “pacificador”, al haber desconvocado una marcha de protesta. La periodista Arantxi Padilla, de Euskal Telebista (televisión pública vasca), nos decía lo siguiente: “La Fiscal General Luisa Ortega ha confirmado que hay ya 7 muertos, 61 heridos y 135 detenidos por enfrentamientos postelectorales. Es por ello que muchos piensan que la decisión de Capriles de suspender esta marcha ha sido sensata, porque esto ha provocado que las aguas se hayan calmado bastante”. En Antena 3 (canal privado español) informaba así: “El opositor Henrique Capriles ha anulado la marcha de protesta prevista para hoy, tras la muerte de al menos 7 personas por enfrentamientos políticos”.
Los medios han disfrazado con el eufemismo de “enfrentamientos postelectorales” toda una estrategia de terror antichavista. Además de los 8 muertos, 61 personas resultaron heridas, a una de las cuales se intentó quemar viva; 12 Centros de Diagnóstico Integral (ambulatorios médicos) fueron incendiados, y pacientes y personal cooperante cubano agredidos físicamente; se produjeron ataques a supermercados estatales de la Misión Mercal, que distribuyen alimentos a precios populares, así como a viviendas de la Gran Misión Vivienda, cedidas por el Estado a familias sin recursos, y a sedes de empresas públicas como PDVSA y Conatel; cinco medios comunitarios fueron parcialmente destruidos, y asediados los canales de televisión Telesur y Venezolana de Televisión; viviendas de concejales, vehículos oficiales y varias sedes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) fueron incendiadas, y tiroteadas varias casas de gobierno; y políticos, artistas y periodistas de izquierda sufrieron acosos, insultos, amenazas y agresiones físicas.
Sin embargo, los grandes diarios internacionales –que han silenciado todos estos hechos- reiteran la tesis del país polarizado, fracturado en dos partes. Una tesis que jamás aplican a otros escenarios electorales con resultados también ajustados. Basta recordar el margen del 1 % con el que José María Aznar ganó en España en 1996; o el 2 % de diferencia entre Obama y Romney en las últimas elecciones de 2012.
El ejemplo de las elecciones mexicanas de 2006, en las que la diferencia entre Felipe Calderón y Manuel López Obrador fue del 0,58 %, 3 veces inferior a la de las recientes elecciones en Venezuela, es ejemplo del doble rasero de los medios. Recordemos un editorial del diario español El País que calificaba como “un gesto peligroso en un país donde la violencia está a la orden del día” las protestas del candidato mexicano de izquierda López Obrador ante las numerosas pruebas de fraude. En el actual caso de Venezuela, sin embargo, el diario hace una abierta apología de las denuncias y movilizaciones de la oposición derechista.
El opositor Henrique Capriles no acepta los resultados en los que salió derrotado por un margen del 1,59 %, a pesar de que el sistema venezolano –calificado como uno de los más fiables del mundo por el Centro Carter- incluye por ley 14 auditorías. Una de ellas ya abarcó el 54 % de todas las máquinas de votación, con técnicos y testigos de todos los partidos políticos. Ahora el Consejo Nacional Electoral ha aprobado realizar el 46 % restante.
El proceso fue monitoreado por 170 acompañantes internacionales, entre ellos las misiones de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), el Mercado Común del Sur (Mercosur), la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore) y el Centro Carter de EEUU. Una representación del Congreso español, compuesto por todas las fuerzas políticas, aprobó un texto en el que señala que “el resultado electoral es fiable”, y que éste “debe ser el que emane del Consejo Nacional Electoral”.
Uno de los rectores de este Consejo Nacional Electoral (CNE), Vicente Díaz, opositor al chavismo, afirmó que el proceso “fue limpio” y que no tenía dudas “del resultado (…) porque (el sistema de votación) ha sido auditado, certificado y revisado en presencia de los testigos”.
Pero la violencia no solo ha sido alentada por los políticos de la oposición, sino fundamentalmente por los medios de comunicación del país, un 80 % en manos opositoras.
Un mensaje en las redes sociales del periodista Nelson Bocaranda acusaba a médicos cooperantes cubanos en Maracaibo de esconder urnas electorales. Poco después, comenzaban ataques simultáneos contra al menos 12 centros médicos donde atienden cooperantes de la solidaridad cubana. Recordemos que uno de los mensajes de la campaña de Capriles fue la supuesta “injerencia” de Cuba en el país.
Varios diarios publicaban las fotografías de funcionarios quemando papeletas electorales, presentándolas como prueba del supuesto “fraude”. Horas después, el Gobierno aclaraba que correspondían a la destrucción legal de material tras las elecciones del año 2007.
Henrique Capriles anunciaba en rueda de prensa que poseía numerosas pruebas del “fraude”. Una de ellas era que en un centro electoral de Trujillo se habían contabilizado más votos que electores. El Gobierno aclaró la trampa de Capriles: había eliminado de su contabilidad una de las dos mesas de dicho centro electoral. Pero los grandes medios privados venezolanos no informaron de estas aclaraciones.
El papel de instigación de la ola de terror por parte de Henrique Capriles y la dirección de los medios venezolanos representaría, en otros países del mundo, un delito duramente penado. ¿Se hará justicia en Venezuela con las familias de las 8 personas asesinadas? ¿O la Justicia venezolana se arrugará ante la presión mediática?
(Un texto de José Manzaneda, para Cubainformacion.tv)

Asesinatos de Caprileros---*

Eufemismos para justificar ola de terror en Venezuela: 8 asesinatos de chavistas son `enfrentamientos postelectorales´
Lecciones de manipulación
Viernes, 19 de Abril de 2013

Estos 8 asesinatos de militantes de izquierda –es decir, todos pertenecientes a una de las partes- han sido presentados por los medios internacionales como producto del “enfrentamiento” entre bolivarianos y opositores. ¿Se hará justicia en Venezuela con las familias de las 8 personas asesinadas? ¿O la Justicia venezolana se arrugará ante la presión mediática?
Este mismo video en You Tube (Español)

Eufemismos para justificar ola de terror en Venezuela: 8 asesinatos de chavistas son `enfrentamientos postelectorales´
José Manzaneda, coordinador de Cubainformación.- Tras las recientes elecciones de Venezuela, 8 personas partidarias del candidato chavista Nicolás Maduro fueron asesinadas –6 por armas de fuego, dos arrolladas por un camión- a manos de partidarios del opositor Henrique Capriles, quien no reconoce su derrota electoral (1).
Estos 8 asesinatos de militantes de izquierda –es decir, todos pertenecientes a una de las partes- han sido, sin embargo, presentados por los medios internacionales como producto del “enfrentamiento” entre bolivarianos y opositores. Esto decía Telecinco (canal privado español): “Los enfrentamientos entre seguidores del oficialismo y la oposicion, tras los resultados electorales, han provocado 61 heridos y hay más de un centenar de detenidos” (2).
Algunos medios, incluso, llegaban a presentar a Capriles como un supuesto “pacificador”, al haber desconvocado una marcha de protesta. La periodista Arantxi Padilla, de Euskal Telebista (televisión pública vasca), nos decía lo siguiente: “La Fiscal General Luisa Ortega ha confirmado que hay ya 7 muertos, 61 heridos y 135 detenidos por enfrentamientos postelectorales. Es por ello que muchos piensan que la decisión de Capriles de suspender esta marcha ha sido sensata, porque esto ha provocado que las aguas se hayan calmado bastante” (3). En Antena 3 (canal privado español) informaba así: “El opositor Henrique Capriles ha anulado la marcha de protesta prevista para hoy, tras la muerte de al menos 7 personas por enfrentamientos políticos” (4).
Los medios han disfrazado con el eufemismo de “enfrentamientos postelectorales” toda una estrategia de terror antichavista. Además de los 8 muertos, 61 personas resultaron heridas, a una de las cuales se intentó quemar viva (5); 12 Centros de Diagnóstico Integral (ambulatorios médicos) fueron incendiados, y pacientes y personal cooperante cubano agredidos físicamente; se produjeron ataques a supermercados estatales de la Misión Mercal, que distribuyen alimentos a precios populares, así como a viviendas de la Gran Misión Vivienda, cedidas por el Estado a familias sin recursos, y a sedes de empresas públicas como PDVSA y Conatel; cinco medios comunitarios fueron parcialmente destruidos, y asediados los canales de televisión Telesur y Venezolana de Televisión; viviendas de concejales, vehículos oficiales y varias sedes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) fueron incendiadas, y tiroteadas varias casas de gobierno; y políticos, artistas y periodistas de izquierda sufrieron acosos, insultos, amenazas y agresiones físicas.
Sin embargo, los grandes diarios internacionales –que han silenciado todos estos hechos- reiteran la tesis del país polarizado, fracturado en dos partes (6). Una tesis que jamás aplican a otros escenarios electorales con resultados también ajustados. Basta recordar el margen del 1 % con el que José María Aznar ganó en España en 1996 (7); o el 2 % de diferencia entre Obama y Romney en las últimas elecciones de 2012 (8).
El ejemplo de las elecciones mexicanas de 2006, en las que la diferencia entre Felipe Calderón y Manuel López Obrador fue del 0,58 %, 3 veces inferior a la de las recientes elecciones en Venezuela, es ejemplo del doble rasero de los medios. Recordemos un editorial del diario español El País que calificaba como "un gesto peligroso en un país donde la violencia está a la orden del día" las protestas del candidato mexicano de izquierda López Obrador ante las numerosas pruebas de fraude (9). En el actual caso de Venezuela, sin embargo, el diario hace una abierta apología de las denuncias y movilizaciones de la oposición derechista (10).
El opositor Henrique Capriles no acepta los resultados en los que salió derrotado por un margen del 1,59 %, a pesar de que el sistema venezolano –calificado como uno de los más fiables del mundo por el Centro Carter- incluye por ley 14 auditorías (11). Una de ellas ya abarcó el 54 % de todas las máquinas de votación, con técnicos y testigos de todos los partidos políticos. Ahora el Consejo Nacional Electoral ha aprobado realizar el 46 % restante (12).
El proceso fue monitoreado por 170 acompañantes internacionales, entre ellos las misiones de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), el Mercado Común del Sur (Mercosur), la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore) y el Centro Carter de EEUU (13). Una representación del Congreso español, compuesto por todas las fuerzas políticas, aprobó un texto en el que señala que “el resultado electoral es fiable”, y que éste “debe ser el que emane del Consejo Nacional Electoral” (14).
Uno de los rectores de este Consejo Nacional Electoral (CNE), Vicente Díaz, opositor al chavismo, afirmó que el proceso "fue limpio" y que no tenía dudas "del resultado (...) porque (el sistema de votación) ha sido auditado, certificado y revisado en presencia de los testigos" (15).
Pero la violencia no solo ha sido alentada por los políticos de la oposición, sino fundamentalmente por los medios de comunicación del país, un 80 % en manos opositoras (16).
Un mensaje en las redes sociales del periodista Nelson Bocaranda acusaba a médicos cooperantes cubanos en Maracaibo de esconder urnas electorales (17). Poco después, comenzaban ataques simultáneos contra al menos 12 centros médicos donde atienden cooperantes de la solidaridad cubana. Recordemos que uno de los mensajes de la campaña de Capriles fue la supuesta “injerencia” de Cuba en el país.
Varios diarios publicaban las fotografías de funcionarios quemando papeletas electorales, presentándolas como prueba del supuesto “fraude”. Horas después, el Gobierno aclaraba que correspondían a la destrucción legal de material tras las elecciones del año 2007 (18).
Henrique Capriles anunciaba en rueda de prensa que poseía numerosas pruebas del “fraude”. Una de ellas era que en un centro electoral de Trujillo se habían contabilizado más votos que electores. El Gobierno aclaró la trampa de Capriles: había eliminado de su contabilidad una de las dos mesas de dicho centro electoral (19). Pero los grandes medios privados venezolanos no informaron de estas aclaraciones.
El papel de instigación de la ola de terror por parte de Henrique Capriles y la dirección de los medios venezolanos representaría, en otros países del mundo, un delito duramente penado. ¿Se hará justicia en Venezuela con las familias de las 8 personas asesinadas? ¿O la Justicia venezolana se arrugará ante la presión mediática?
(1) http://www.aporrea.org/actualidad/n227121.html
(2) http://www.telecinco.es/informativos/internacional/Capriles-desconvoca-manifestacion-Caracas-violencia_2_1589730003.html
(3) http://www.eitb.tv/es/#/video/2307722667001
(4) http://www.antena3.com/noticias/mundo/maduro-acusa-elites-imperialistas-eeuu-provocar-ola-violencia-postelectoral_2013041700008.html
(5) http://www.aporrea.org/oposicion/n227006.html
(6) http://www.cronista.com/internacionales/Fractura-politica-tras-la-eleccion-en-Venezuela-20130415-0068.html
(7) http://tercerainformacion.es/spip.php?article50247
(8) http://www.publico.es/445004/en-directo-barack-obama-es-reelegido-presidente-de-eeuu
(9) http://www.rebelion.org/noticia.php?id=166883
(10) http://internacional.elpais.com/internacional/2013/04/16/actualidad/1366132912_144087.html
(11) http://www.embajadadevenezuela.es/vinculos-que-unen/1882-embajada-venezolana-en-espana-llama-a-que-se-respete-institucionalidad-venezolana
(12) http://www.telesurtv.net/articulos/2013/04/18/cne-de-venezuela-hara-auditoria-del-46-de-las-cajas-de-votacion-4221.html
(13) http://www.europapress.es/latam/venezuela/noticia-venezuela-misiones-acompanamiento-internacionales-destacan-ejemplar-proceso-electoral-venezuela-20130414235222.html
(14) http://internacional.elpais.com/internacional/2013/04/16/actualidad/1366109495_132234.html
(15) http://www.vtv.gob.ve/articulos/2013/04/15/rector-vicente-diaz-no-tengo-dudas-del-resultado-arrojado-por-el-cne-4979.html
(16) http://rebelion.org/noticia.php?id=166722
(17) http://www.vtv.gob.ve/articulos/2013/04/16/twitter-de-nelson-bocaranda-desata-violencia-contra-cdi-y-medicos-cubanos-8986.html
(18) http://www.cubainformacion.tv/index.php/america-latina/49458-guerra-sucia-de-medios-privados-en-venezuela-hacen-pasar-por-actales-fotos-de-quema-de-votos-de-2007
(19) http://www.cubainformacion.tv/index.php/america-latina/49478-el-fraude-de-henrique-capriles-presenta-pruebas-a-la-prensa-con-cifras-equivocadas-


Comentarios (0)

Escribir comentario

corto | largo

 

Lecciones de manipulación

Eufemismos para justificar ola de terror en Venezuela: 8 asesinatos de chavistas son `enfrentamientos postelectorales´

Eufemismos para justificar ola de terror en Venezuela: 8 asesinatos de chavistas son `enfrentamientos postelectorales´

Estos 8 asesinatos de militantes de izquierda –es decir, todos pertenecientes a una de las partes- han sido presentados por los medios internacionales como producto del “enfrentamiento” entre boliva...
Read more
Viaje de Beyoncé y Jay-Z a Cuba: ¿quién sigue prohibiendo a la gente entrar y salir del país? (Español / Italiano)

Viaje de Beyoncé y Jay-Z a Cuba: ¿quién sigue prohibiendo a la gente entrar y salir del país? (Español / Italiano)

Versione italiana: cliccare CC sul video, selezionare la lingua e riprodurre. Potete leggere il testo in italiano più in basso. La politización interesada del asunto migratorio cubano es tan eviden...

Eufemismos para justificar ola de terror en Venezuela: 8 asesinatos de chavistas son `enfrentamientos postelectorales´

Eufemismos para justificar ola de terror en Venezuela: 8 asesinatos de chavistas son `enfrentamientos postelectorales´



José Manzaneda, coordinador de Cubainformación.- Tras las recientes elecciones de Venezuela, 8 personas partidarias del candidato chavista Nicolás Maduro fueron asesinadas –6 por armas de fuego, dos arrolladas por un camión- a manos de partidarios del opositor Henrique Capriles, quien no reconoce su derrota electoral (1).

Estos 8 asesinatos de militantes de izquierda –es decir, todos pertenecientes a una de las partes- han sido, sin embargo, presentados por los medios internacionales como producto del “enfrentamiento” entre bolivarianos y opositores. Esto decía Telecinco (canal privado español): “Los enfrentamientos entre seguidores del oficialismo y la oposicion, tras los resultados electorales, han provocado 61 heridos y hay más de un centenar de detenidos” (2).

Algunos medios, incluso, llegaban a presentar a Capriles como un supuesto “pacificador”, al haber desconvocado una marcha de protesta. La periodista Arantxi Padilla, de Euskal Telebista (televisión pública vasca), nos decía lo siguiente: “La Fiscal General Luisa Ortega ha confirmado que hay ya 7 muertos, 61 heridos y 135 detenidos por enfrentamientos postelectorales. Es por ello que muchos piensan que la decisión de Capriles de suspender esta marcha ha sido sensata, porque esto ha provocado que las aguas se hayan calmado bastante” (3). En Antena 3 (canal privado español) informaba así: “El opositor Henrique Capriles ha anulado la marcha de protesta prevista para hoy, tras la muerte de al menos 7 personas por enfrentamientos políticos” (4).

Los medios han disfrazado con el eufemismo de “enfrentamientos postelectorales” toda una estrategia de terror antichavista. Además de los 8 muertos, 61 personas resultaron heridas, a una de las cuales se intentó quemar viva (5); 12 Centros de Diagnóstico Integral (ambulatorios médicos) fueron incendiados, y pacientes y personal cooperante cubano agredidos físicamente; se produjeron ataques a supermercados estatales de la Misión Mercal, que distribuyen alimentos a precios populares, así como a viviendas de la Gran Misión Vivienda, cedidas por el Estado a familias sin recursos, y a sedes de empresas públicas como PDVSA y Conatel; cinco medios comunitarios fueron parcialmente destruidos, y asediados los canales de televisión Telesur y Venezolana de Televisión; viviendas de concejales, vehículos oficiales y varias sedes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) fueron incendiadas, y tiroteadas varias casas de gobierno; y políticos, artistas y periodistas de izquierda sufrieron acosos, insultos, amenazas y agresiones físicas.

Sin embargo, los grandes diarios internacionales –que han silenciado todos estos hechos- reiteran la tesis del país polarizado, fracturado en dos partes (6). Una tesis que jamás aplican a otros escenarios electorales con resultados también ajustados. Basta recordar el margen del 1 % con el que José María Aznar ganó en España en 1996 (7); o el 2 % de diferencia entre Obama y Romney en las últimas elecciones de 2012 (8).

El ejemplo de las elecciones mexicanas de 2006, en las que la diferencia entre Felipe Calderón y Manuel López Obrador fue del 0,58 %, 3 veces inferior a la de las recientes elecciones en Venezuela, es ejemplo del doble rasero de los medios. Recordemos un editorial del diario español El País que calificaba como "un gesto peligroso en un país donde la violencia está a la orden del día" las protestas del candidato mexicano de izquierda López Obrador ante las numerosas pruebas de fraude (9). En el actual caso de Venezuela, sin embargo, el diario hace una abierta apología de las denuncias y movilizaciones de la oposición derechista (10).

El opositor Henrique Capriles no acepta los resultados en los que salió derrotado por un margen del 1,59 %, a pesar de que el sistema venezolano –calificado como uno de los más fiables del mundo por el Centro Carter- incluye por ley 14 auditorías (11). Una de ellas ya abarcó el 54 % de todas las máquinas de votación, con técnicos y testigos de todos los partidos políticos. Ahora el Consejo Nacional Electoral ha aprobado realizar el 46 % restante (12).

El proceso fue monitoreado por 170 acompañantes internacionales, entre ellos las misiones de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), el Mercado Común del Sur (Mercosur), la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore) y el Centro Carter de EEUU (13). Una representación del Congreso español, compuesto por todas las fuerzas políticas, aprobó un texto en el que señala que “el resultado electoral es fiable”, y que éste “debe ser el que emane del Consejo Nacional Electoral” (14).

Uno de los rectores de este Consejo Nacional Electoral (CNE), Vicente Díaz,  opositor al chavismo, afirmó que el proceso "fue limpio" y que no tenía dudas "del resultado (...) porque (el sistema de votación) ha sido auditado, certificado y revisado en presencia de los testigos" (15).

Pero la violencia no solo ha sido alentada por los políticos de la oposición, sino fundamentalmente por los medios de comunicación del país, un 80 % en manos opositoras (16).

Un mensaje en las redes sociales del periodista Nelson Bocaranda acusaba a médicos cooperantes cubanos en Maracaibo de esconder urnas electorales (17). Poco después, comenzaban ataques simultáneos contra al menos 12 centros médicos donde atienden cooperantes de la solidaridad cubana. Recordemos que uno de los mensajes de la campaña de Capriles fue la supuesta “injerencia” de Cuba en el país.

Varios diarios publicaban las fotografías de funcionarios quemando papeletas electorales, presentándolas como prueba del supuesto “fraude”. Horas después, el Gobierno aclaraba que correspondían a la destrucción legal de material tras las elecciones del año 2007 (18).

Henrique Capriles anunciaba en rueda de prensa que poseía numerosas pruebas del “fraude”. Una de ellas era que en un centro electoral de Trujillo se habían contabilizado más votos que electores. El Gobierno aclaró la trampa de Capriles: había eliminado de su contabilidad una de las dos mesas de dicho centro electoral (19). Pero los grandes medios privados venezolanos no informaron de estas aclaraciones.

El papel de instigación de la ola de terror por parte de Henrique Capriles y la dirección de los medios venezolanos representaría, en otros países del mundo, un delito duramente penado. ¿Se hará justicia en Venezuela con las familias de las 8 personas asesinadas? ¿O la Justicia venezolana se arrugará ante la presión mediática?

(16)                     http://rebelion.org/noticia.php?id=166722


Además, recomendamos la publicación de estos videos recientes de Cubainformación TV:

La fuerza armada Bolivariana desfila en homenaje a Chavez

Seguidores

visitas


contador de visitas

Windows Live Messenger + Facebook

REPORTAJE DEL DIARIO EL PAIS DE MADRID

REPORTAJE DEL DIARIO EL PAIS DE MADRID
Mujica en su visita a china es obsquiado con una pintura
Se ha producido un error en este gadget.